La operación de abdomen o abdominoplastia, al igual que la mayoría de las cirugías, requiere una serie de cuidados específicos y hay algunos consejos que se han de llevar a cabo con especial atención sobre todo para mejorar el resultado final.

abdominoplatia-cirugia-postoperatorio

Inmediatamente después de la operación lo mas seguro es que debas permanecer en la clínica u hospital durante aproximadamente 2 o 3 días, este tiempo puede variar en función del paciente y del tipo de abdominoplastia realizada. Una vez transcurrido este periodo, se cambian los vendajes iniciales por una faja protectora y de compresión con la finalidad de evitar movimientos involuntarios que puedan provocar problemas al paciente.

Es necesario apuntar que esta faja es simplemente protectora y que somos nosotros los que deberemos tener cuidado de no hacer esfuerzos físicos importantes durante al menos 2 o 3 semanas, teniendo especial cuidado de no levantar pesos.

Tras la abdominoplastia, se produce un edema, una especie de hinchazón producida a la acumulación de líquido en la zona trata. Este edema va a acompañado de algunos moratones localizados y de una sensación de tirantez en la piel.

Respecto a la cicatriz, esta suele ir de lado a lado de el abdomen y siempre queda por debajo de la línea de el pantalón o ropa interior, de tal forma que no es visible con ropa puesta. El tratamiento de la cicatriz también es importante y suelen recomendarse masajearlas a menudo con aceite de rosa mosqueta u otros productos similares. Es posible que su médico le de algunos ejercicios musculares que han de ser realizados para la mejor evolución postoperatoria.