Muchos hombres han notado que en varios sitios de su cuerpo van apareciendo bolsas de grasa. Una de las zonas que más incomoda a los hombres es aquella de los pectorales, que se inflan con facilidad y parecen sumamente difíciles de combatir. Es por esta razón que, a lo largo de este artículo, te daremos rutinas y métodos para que sepas cómo quemar la grasa pectoral sin que se acabe volviendo una misión imposible.

Para contextualizar el asunto, esta acumulación de grasa en particular, tiene un nombre específico. La denominación técnica es “ginecomastia”, aunque vale decir que esta conceptualización se utiliza mayoritariamente cuando la hinchazón de las zonas mamarias es patológica. Pues bien, si encuentras dicho concepto por la web, ya sabes a qué se refiere.

como-reducir-grasa-pectoral

Reducir grasa pectoral

Para lograr reducir la grasa pectoral es necesario coordinar una serie de elementos de nuestras rutinas cotidianas. Tal y como te mencionamos en el artículo que te enseña cómo eliminar las cartucheras, esta acumulación de grasa tiene una finalidad biológica muy particular y específica.

Estas zonas de masa adiposa son lugares del cuerpo diseñados para almacenar energía, a modo de garantía para momentos de necesidad. Así, para comenzar a quemar grasa pectoral, tendremos que disminuir considerablemente la consumición de alimentos calóricos, puesto que, de lo contrario, continuaremos llenando nuestros almacenes de material que no utilizamos.

Los alimentos que más nos ayudarán a mantenernos bien nutridos de manera saludable son, por ejemplo, las frutas, verduras, frutos secos, legumbres, pollo, y productos lácteos bajos en grasas.

Obviamente, la ingesta de los alimentos señalados, debe venir acompañada por el abandono de los azúcares refinados y los alimentos ricos en carbohidratos, tales como el arroz, las pastas y la harina.

Otro elemento que nos otorga facilidades a la hora de reducir la grasa pectoral es el consumo de agua en grandes cantidades. Esto ayudará a acelerar nuestro metabolismo y, por consiguiente, eliminar grasas y toxinas del cuerpo. Además, impedirá la retención de líquidos en el cuerpo y la consecuente hinchazón que eso puede provocar en zonas como el pecho.

Eliminar grasa pectoral

Para complementar la alimentación, será necesario establecer alguna rutina de ejercicio que apunte a quemar los excedentes de grasa en nuestro cuerpo y, al mismo tiempo, a tonificar y generar musculatura en la zona pectoral.

Con el fin de quemar la grasa pectoral, tendremos que llevar a cabo ejercicios que pongan en movimiento la mayor cantidad de recursos energéticos que nuestro organismo posea. Correr, nadar, bailar y andar en bicicleta, son ejercicios de alto impacto corporal y que ayudan a la quema de grasa generalizada del cuerpo.

A este tipo de ejercitación se le conoce como cardiovasculares y para que tengan los efectos esperados, será necesario practicarlos de manera prolongada y periódica. ¿Qué quiere decir esto? Que las rutinas deberán extenderse por sobre los 40 minutos y tendremos que repetirlas a diario.

Ejercicios para quemar grasa pectoral

Ahora viene el momento de que trabajemos específicamente en la zona pectoral. El trabajo de esta área lo podrás realizar con relativa sencillez, aunque para algunos de los ejercicios necesitaremos algunos utensilios determinados. El ejercicio más recomendado es realizar las tradicionales flexiones de brazos. Arma una rutina que involucre unas 3 sesiones de 15 repeticiones para comenzar.

El levantamiento de pesas será una buena manera de reforzar nuestro entrenamiento. Para esto, probablemente te será mucho más fácil acudir a un gimnasio y dejarte asesorar por el preparador físico.

En caso de que no tengas la posibilidad de inscribirte en un gimnasio, puedes comprar unas mancuernas y realizar ejercicios simples con ayuda de ellas. Solo bastará con que sostengas las mancuernas cerca de tu pecho, levantes lo más posible y vuelvas a la zona de inicio. Unas 3 sesiones de 10 repeticiones debieran bastar para comenzar.